El final del 2016 se aproxima rápidamente y -mientras muchos ya están inmersos en todo el barullo y bullicio que viene con las fiestas-, de hecho, es el